23 Feb

Césped artificial vs. césped natural

 

 

Hoy en día, escoger que tipo de césped quieres poner en tu jardín es una tarea complicada. Por ello, en nuestro blog te vamos a enseñar las ventajas y desventajas del césped natura y artificial, para ayudarte a que puedas elegir más fácilmente. Comencemos.

Césped artificial

Ventajas:

  • Es un tipo de césped que requiere menos agua que el césped natural. Por lo que el consumo de agua es mínimo.
  • Otra ventaja es que no tiene que realizar ningún tipo de siega, o abonarlo, etc. Aún que sí que requiere otro tipo de mantenimiento que explicaremos a continuación.

Desventajas:

  • El precio del césped artificial es más costoso.
  • Requiere un lavado y peinado para mantenerlo perfecto como el primer día.
  • Es un tipo de césped que requiere desafectarlo ya que suele producir una bacteria.
  • Suele también calentarse más de lo normal, ya que sus componentes artificiales así lo crean y puede llegar a ser molesto.
  • A la hora de instalar este tipo de césped, la labor es más compleja, ya que incluso se necesita la ayuda de profesionales, y requiere más tiempo de instalación.

Césped natural

Este tipo de césped se suele poner en los jardines públicos, en los campos de fútbol y de golf, en instalaciones deportivas, entre otros muchos.

Ventajas:

  • El precio del césped natural es más económico y barato.
  • Este tipo de césped es agradable al tacto, por lo que hace que sea confortable y cómodo.
  • A diferencia del césped artificial, este aminora el calor, es decir refrigera la zona en la que se encuentre situado el jardín.
  • También por raro que parezca, absorbe tanto la contaminación como el ruido.
  • Su instalación es sencilla y rápida. Por lo que en apenas unas horas tendrá su jardín completamente impecable. Incluso lo puede plantar uno mismo ya que su aplicación es mucho más rápida.

Desventajas:

Por otro lado, nos encontramos con;

  • Supone más dedicación y esfuerzo mantener el jardín en buen estado.
  • El consumo de agua es mayor. Pero podemos elegir variedades de césped que requieran de poco mantenimiento y menos riego.

 

Compartir